Las Viejas Tamiya: El lugar donde me siento Feliz

No se ha tratado de un hecho buscado, ni realizado de forma consciente, pero me he dado cuenta de que últimamente la mayoría de las maquetas que monto y preparo son de Tamiya, y además modelos antiguos.

Hace poco monté el T-34 ChTZ, y más recientemente El SU-122, el M13/40 y la última el Horch, estos tres de manera consecutiva.

Lo cierto es que me han resultado maquetas muy divertidas, gratificantes de montar y mejorar, bueno el Horch debo confesar que se me ha hecho un poco cuesta arriba el final.

Reflexionando sobre esto creo que el origen no es casual: yace en el subconsciente.

El modelismo nos conecta con la infancia, los modelistas no dejamos de ser “niños grandes” que seguimos jugando con nuestras “cosicas”[1], a mi todo esto me retrotrae a cuando era un niño.

En mi niñez no había tantas cosas como ahora, no es que no fuéramos felices, yo tuve una infancia feliz, fui un niño querido y educado con muy buenos valores éticos y morales, pero si es cierto que las cosas materiales había mucha carencia y ni de lejos como es ahora.

Cuando empecé a tomar constancia de las maquetas, eran objetos muy escasos, caros y casi mágicos.

Cualquier maqueta en aquellos años finales de los 70 y principios de los 80, era un objeto difícil de conseguir y caro.

Tamiya era literalmente inaccesible por escasa, al menos en la Almería de la época, y por ser un producto carísimo al que no puede acceder hasta bien entrada la adolescencia.

En aquellos años a lo más que tuve acceso de Tamiya fue a algún catálogo, con ese diseño gráfico tan limpio y ordenado, las fotografías de calidad con los fondos degradados, los dioramas que incluía, etc. Era lo más.

Recuerdo que en los inicios de los 80 un amigo del instituto me trajo el conductor (precisamente) del Horch, y me estuvo explicando las maravillas de la figura y porque “Tamiya era Tamiya”. Intenté pintarlo pero ni en aquella época me pareció obtener un resultado digno, desgraciadamente hoy no la conservo.

Figura del Horch de Tamiya

Después de reflexionar un poco, creo que el porqué de esta (inconsciente) vuelta al pasado puede deberse a varios factores:

1/ Me gustan los modelos que propone y además tengo muchos kits guardados en casa desde hace tiempo.

2/ A pesar de la antigüedad, son kits muy correctos en formas y con muy buen encaje, admitiendo que algunas piezas son bastas o no se ajustan a la realidad, sus fallos los acepto como mis canas: Cosas de la edad.

3/ Me resulta extraordinariamente divertirlo montarlas, conozco las mejoras a realizar y es una especie de reto personal actualizar los kits.

4/ La tecnología de impresión en 3D está al alcance de casi todos y aunque yo no la manejo, si tengo un compañero y amigo de mi club, Almeria Modelismo, (Gracias Héctor), que la domina a la perfección y que prepara a mis indicaciones pequeñas mejoras, que afinan, mejoran y complementan los kits.

Con todo lo anterior que influye mucho, no es el motivo principal, después de todo estoy convencido que la verdadera razón es volver al lugar donde uno se siente Feliz.

Feliz de revivir aquellos momentos de la infancia y temprana juventud con sus ilusiones y anhelos, dejarse envolver por la nostalgia de una época y de todo lo bueno de un hobby, que cada día que pasa, estoy más convencido que más que un hobby es una forma de entender y vivir la vida.

Espero que os gusten mis Tamiya antiguas tanto como a mí.

[1] Palabra almeriense que hace referencia a cosas o asuntos personales muy importantes para el que los dice, pero que suele carecer de importancia para el resto de personas.

P.D.1. Agradecer a Guillermo Coll por sus conversaciones por Whatsapp que inspiran y motivan estos posts.

P.D.2. Si os gusta el contenido de este blog y queréis estar al día de las novedades, no olvidéis de suscribiros en el enlace que esta en la parte inferior de esta página.
To read this post in English or any other language, please use the google translator at the top left of the blog. Thank you.
#joaquingarciagazquez @gazquezbooks @Gazquez.Modeller #gazquezbooks #modelling_expands #joaquinismyverlinden www.garciagazquez.com www.gazquezbooks.com
#gazquezbooks #akinteractive #paintingminiatures #afvmodels #ammobymigjimenez #airmodels #ww2models #historicmodels #figurepainter#miniaturepainting #miniaturepainter #scalemodel #scalemodelling #scalemodeling #scalemodels #135scalemodel

Maquetas Eternas: T-34/76 Tamiya 1/35

Hay Maquetas que son eternas, son maquetas que nunca te cansas de ellas, aunque sean kits de hace más de 40 años siguen vigentes.

Sabemos que tienen fallos, que no se ajustan al 100% a los planos, ni a ninguna versión exacta de fabricación.

Que si, que hay otras marcas que las han sacado recientemente, más detalladas y exactas.

Pero ninguna es como ella.

Este T-34 de Tamiya para mi está en esa categoría, fue uno de los primeros kits que construí hace ya un buen montón de tiempo, más de 30 años, en su momento me pareció insuperable, más tarde volvería a construirlo con el T-34 “Mstitel”, una torreta de este kit la usé para la viñeta “Rats & Rust”, y hará un par de años la construí con la torreta ChTZ. Espero pronto cerrar el círculo haciéndola otra vez, actualizada y con mi actual forma de pintar.

T-34/76 con figura de Verlinden, pintada según los estándares de la época: Lavados, técnica de pincel seco, desconchones en plata y embarrado con acrílicos según se explicaba en un antiguo Modelismo & Historia.

T-34 «Mstitel», en mi opinión una de mis mejores obras de todos los tiempos.

Rats & Rust fue una simpática escena con la torreta del T-34/76 de Tamiya como protagonista.

La versión con torreta estampada es exactamente la misma, salvo las piezas para obtener la torreta fabricada por ChTZ.

El kit fue lanzado en Mayo de 1975, con el increíble box-art del artista Eiji Shimamura, autor de muchas de las icónicas ilustraciones de las cajas de Tamiya.

Se monta fácil, arreglarle las “ñapas” que nos sabemos de memoria es hasta divertido, son como las arrugas que tenemos con los años.

Efectivamente son arrugas, pero son nuestras arrugas, nos terminamos acostumbrando a ellas, son entrañables y son la demostración que hemos vivido: Chasis para motorizar, eje delantero mal posicionado, rejilla del cubremotor ciega, etc.

No tengo ningún “amigo” en Tamiya, ni obviamente ningún tipo de información al respecto, pero sospecho que más pronto que tarde tendremos otro T-34 de Tamiya “new tooled” que será una maravilla, pero no será tan entrañable al menos para mí como este viejo y único kit.

Mientras, construiré este T-34 en breve, le arreglaré los fallos, le añadiré esos detalles que le faltan, y disfrutaré del modelismo como un niño, ese que todo modelista llevamos dentro, que de eso se trata, ¿o no?

Ahora os dejo, voy a seguir soñando un rato con mi nuevo T-34 (antiguo) de Tamiya…

P.D.1 Admito sugerencias de decoración.

P.D.2 Si os gusta el contenido de este blog y queréis estar al día de las novedades, no olvidéis de suscribiros en el enlace que esta en la parte inferior de esta página.
To read this post in English or any other language, please use the google translator at the top left of the blog. Thank you.
#joaquingarciagazquez @gazquezbooks @Gazquez.Modeller #gazquezbooks #modelling_expands

¿Qué Quieres Ser? ¿Modelista Famoso o de Prestigio?

Foto de Lujo creado por kjpargeter – www.freepik.es

Tengo que confesaros que escribo esta entrada en el blog con muy pocas ganas de hacerlo, la triste realidad que nos rodea nos devuelve desafortunadamente a tiempos que pensábamos que ya no volverían, que equivocados estábamos. Toda mi solidaridad con Ucrania.

Pero este blog, es de modelismo y de modelismo voy a escribir.

Esta entrada es un poco filosófica, no quiere ser pretenciosa, pero si creo que de vez en cuando conviene pararse y plantearse temas o cuestiones. Tampoco hay que volverse loco con cuestiones trascendentales, ni olvidar que esto es un hobby y se trata de divertirse.

Como os dije en mi anterior entrada he bajado drásticamente mi presencia en las redes sociales, no voy a desaparecer de ellas, pero si a modular y poner en perspectiva el tiempo y el esfuerzo que les dedico.

Este blog tiene menos repercusión, somos menos, pero bien avenidos, y lo mas importante es que lo que escriba o ponga, aquí queda, no desaparecerá ni nadie se hará dueño de todo esto.

Hoy voy a hablar de fama y prestigio, aviso que no hablo por nadie en concreto ni por ninguna circunstancia específica, es más, esto que escribo es válido para todos los ordenes de la vida, no solo el modelismo, así que por favor tomadlo como lo que son, reflexiones de una realidad, no como reproches ni retratos de nadie en particular.

A bote pronto, nos puede parecer que es lo mismo o similar, pero no lo es.

Viene todo esto porque he leído en un blog musical una entrada sobre un famoso compositor y productor musical de los años 60 , Van Dyke Parks, que dijo en una entrevista “Me importa el prestigio, no la fama”.

Hoy día como ya me referí, vivimos sumergidos en las redes sociales, y en mi parecer en exceso pendientes del día a día, todo ya, mas rápido y antes, un modo de vida cortoplacista, de resultados inmediatos, esto en mi opinión tiene mucho que ver con la Fama y el Prestigio.

La Fama es que te conozca mucha, muchísima gente, el Prestigio es que te conozcan solamente los que realmente importan y sobre todo, los que te importan a ti.

Vengo observando que la fama sobre todo en las Redes Sociales, hay mucha gente que está en todas, en todos los “likes”, en todos las entradas y post, se les conoce, son famosos.

Creo que esa fama es efímera, pero creo que está ganando la batalla frente a hacerse un nombre en un plazo más sostenido en el tiempo y ganar un merecido prestigio profesional o en nuestro caso en el desempeño del hobby.

A la fama se puede llegar fácilmente, no exige aportar mucho, ni comunicar mucho, hay auténticos calculadores al respecto, comparten y opinan, pero… ¿y sus maquetas.?

El prestigio por el contrario se basa en el esfuerzo y dedicación que se extiende durante años, proporcionando confianza, respeto y reconocimiento.

Me atrevo a decir que al final el valor de lo que haces está directamente relacionado con el contenido y el conocimiento que compartes y aportas.

Tener prestigio creo que gana a tener una presencia online que no se sustenta en nada, sin respaldo.

Efectivamente las Redes Sociales son una herramienta necesaria en la gestión de tu trabajo, pero el prestigio es saber quién eres, que dejas a tu paso y que construyes y aportas el mundo.

¿Y tu? ¿Prefieres la Fama o el Prestigio?

P.D. Si os gusta el contenido de este blog y queréis estar al día de las novedades, no olvidéis de suscribiros en el enlace que esta en la parte inferior de esta página.
To read this post in English or any other language, please use the google translator at the top left of the blog. Thank you.
@gazquezbooks @Gazquez.Modeller #gazquezbooks #modelling_expands www.garciagazquez.com www.gazquezbooks.com

Tomarse un Respiro

Estamos viviendo una época marcada por la globalización, la inmediatez, de querer algo y tenerlo ya.

Tiempos de sobreinformación, de exceso de datos, multitud de contactos y obligaciones.

Creo que es necesario de vez en cuando tomarse un respiro, es más, creo que hay que hacerlo de forma casi obligatoria.

Estos últimos tres años han sido muy intensos para mí sacando adelante la iniciativa de Gazquez Books, mucho trabajo, muchas horas de modelismo, de estudiar, de redacción, de edición, correcciones, etc., etc.

Además, hay que tener presencia en las redes sociales, si no, hoy día no eres nadie, los “likes”, corresponder a todo el mundo. Con lo mal que se me da a mi todo esto…

Esta realidad entra en conflicto con la calma y atención que precisa el desarrollar un trabajo creativo. No es fácil sintetizar y sustanciar experiencias y formas de trabajar que han constado años aprender y perfeccionar. Se precisa calma.

Todo esto viene a colación porque estoy sumido en plena creación de Carros de Combate 2, como supongo sabréis tratará de las Técnicas de Envejecimiento y de los Complementos en modelos de Vehículos Militares.

Ya tiene el dudoso honor de ser la obra que más trabajo me va a costar sacar adelante.

Por diversas razones he percibido que estoy corriendo el peligro de perder la perspectiva, Gazquez Books nació para mostrar mi forma de trabajar y entender el hobby, de manera sencilla y sobre todo didáctica. Una forma de compartir y de devolver a la comunidad modelística lo que tanto me ha aportado el hobby.

Esta obra no se puede querer fijar con calendarios, ni cumplir hitos autoimpuestos, ni estar a varias cosas, precisa calma y concentración. Espacios en blanco y tiempos muertos.

Así que con vuestro permiso me voy a tomar un respiro, no es que me vaya, pero si me lo voy a tomar con más tranquilidad.

Voy a espaciar más los posts, Twitter definitivamente lo he abandonado, sencillamente no me aporta nada y no se puede estar en todo.

De momento seguiré en Facebook e Instagram, pero espaciando mis posts y sintiéndolo mucho dejando de estar tan pendiente de todo lo que ocurre como hago hoy en día.

Podéis tener la certeza que sobre todo he intentado e intento sobre todo ser honesto, con todos vosotros, con mi persona, con mi forma de pensar y entender la vida y el Modelismo.

Por favor entended que en determinados momentos es preciso detenerse, y centrarse en lo importante, ahora es escribir Carros de Combate 2.

Gracias por vuestra atención y comprensión.

P.D. Si os gusta el contenido de este blog y queréis estar al día de las novedades, no olvidéis de suscribiros en el enlace que esta en la parte inferior de esta página.
@gazquezbooks @Gazquez.Modeller #gazquezbooks #modelling_expands www.garciagazquez.com www.gazquezbooks.com

Introspectivas: Los Primeros Años

Hace unos días hablando con un amigo sobre nuestros inicios en el hobby, nos cruzamos unos cuantos WhatsApp al respecto. La nostalgia hizo aparición recordando mis inicios en el hobby, recuerdos de la infancia y la temprana juventud. Finalmente no he podido resistirme a darle forma y poner un post al respecto.

Lo que os cuento son recuerdos y sensaciones que no están necesariamente ordenados cronológicamente y están impregnados de ese aura que proporciona el paso del tiempo.

Puerta Purchena, el centro de Almería, años 70.

Los primeros recuerdos que tienen que ver con el modelismo vienen de jugar con los «Montaplex», no había otra cosa, compraba los “soldaillos” como le decíamos aquí, en el quiosco del barrio y en una churrería, aquellos sobres a 5 pesetas con los que nos hacíamos ejércitos y jugaba con mi hermano a las guerras, también monté mis primeros tanques, aviones y hasta un OVNI que «salía» en un sobre.

Sobre de «soldaillos» de Montaplex.

En 4º de EGB conocí e hice profunda amistad con mi amigo Antonio, su tío era viajante, (como se le decía entonces) y cuando iba a Madrid le traía maquetas de El Corte Inglés. Un día fui a su casa y cuando vi sus maquetas, las que tenia hechas y sus cajas un mundo se me abrió a los ojos, poco después un año o dos eso coincidió con el estreno de Star Wars, que se hacía con maquetas, las maquetas eran algo excepcional.

A mí en aquella época me costaba un mundo comprar una maqueta, mis orígenes son muy humildes, mi padre era albañil, mi madre ama de casa, cinco hermanos, era una familia numerosa típica de la época de la transición: no había para maquetas.

El comercio de referencia en la época era Manos, en pleno centro de Almería, cuando podía iba y miraba en el escaparate, allí tras mucho ahorro y esfuerzo un día compré mi primera maqueta como tal, el Reggiane RE.2000 Falco I de Supermodel, aquello era otro nivel, otro mundo.

El primer kit que compré fue en Manos, al Reggiane RE2000 Falco I de Supermodel

En las fiestas de Viator, el pueblo de mi padre, mi abuela nos daba algo de dinero a cada uno de los nietos, mi hermano y mis primos se lo gastaban en pasteles y petardos, yo me los guardaba para comprar una maquetilla de «Congost-Revell» que costaban a 150 pesetas, tenía para casi una. Ellos no lo entendían, pero a mí me daba igual.

Comprar una maqueta era toda una aventura, era bajar de mi barrio en el extrarradio, al centro. En Bazar Almería comercio de referencia en la época, en la 3ª Planta tenían un expositor con las maquetas de Congost-Revell. Recuerdo el olor de Bazar Almeria, tenían una planta de perfumería, olía muy peculiar y muy bien. Ese olor lo tengo en mi memoria, no lo he percibido más, y cuando recuerdo aquella época me viene a la memoria.

Esta maqueta la pinté de los que sirvieron con la Republica en la Guerra Civil, recuerdo que pensé en su momento que era la mejor maqueta que hice y que haría nunca.

Mi amigo Antonio tenía libros, el legendario Manual de Modelismo de Albert Jackson y David Day, muchos históricos de la Editorial San Martin, y algunos con perfiles de aviones a color, el los veía y sabia que un 109 era un 109, y un 190 un 190, yo le preguntaba como lo hacía, se me hacía increíble que de un vistazo supiera distinguirlos, y él me decía que no se esforzaba, que a base de ver libros se le había quedado en la memoria.

Poco más adelante al principio del Instituto se separaron nuestros caminos, el entro en otra fase vital y dejó el modelismo, de vez en cuando nos vemos por Almería, hablamos un rato pero por más que he intentado atraerlo al hobby, no hay forma que lo reconsidere, pasó esta página.

Ya en el Instituto, hubo otra persona que me influyo mucho, fue mi profesor de dibujo, Don José. Don José era pintor de cuadros y modelista, y era una persona que inspiraba, te daba confianza y sacaba lo mejor de ti, uno de los poco profesores que he tenido que realmente me han marcado en mi vida y en mi trayectoria personal y profesional.

El primer Vehículo Militar que adquirí a 1/35 fue el Hetzer de Italeri.

Aunque siempre fui buen estudiante, en 2º de BUP tuve una época muy mala de adolescente, a punto de dejar los estudios, no aprobaba y el fue una de las personas que me dio confianza, me llevo a su casa, vi su estudio de pintura y modelismo y decidí que yo tendría otro. Puede parecer una tontería pero ese horizonte me dio fuerzas y esperanzas para seguir avanzando y trabajando.

Otra intervención crucial en aquel punto de inflexión vital fue mi padre, en ese curso me quedaron cuatro asignaturas para septiembre, en junio le dije que no quería estudiar, ni me regañó, ni me dijo nada, simplemente me dijo “pues gandules en la casa, no” y me llevo con el a la obra, estuve rejuntado azulejos en una promoción de apartamentos, tenía que hacerme uno al día, un baño y una cocina.

Era la segunda fase, y la piscina del residencial ya estaba hecha me asomaba a la terraza y veía a los niños bañarse, y yo encerrado en un cuarto a oscuras con una lampara portátil, embadurnado de cemento blanco y restregando todo el día paredes con fibra de esparto.

Al mes le dije que quería estudiar y recuperar en septiembre, solo me dijo “vale” y julio y agosto me dedique a estudiar y aprobé. Mi padre era un hombre muy sencillo, de esas personas inteligentes, la falta de oportunidades de la postguerra solo le permitió acceder a una formación muy básica. Pero era una persona de firmes convicciones, extremadamente trabajador, honrado, serio y formal. Nos dejó hace ya casi diez años, lo echo mucho de menos.

Recuperé las asignaturas y a partir de ahí mi percepción de todo cambió, volví a ir bien con los estudios y en ese verano, deje de pensar como un jovenzuelo inconsciente y tener percepción de las cosas, de la necesidad de esforzarse y progresar.

El primer kit de figuras a 1/35 que adquirí fueron los Paracaidistas Alemanes de Esci.

Hasta que me fui a Granada a estudiar Arquitectura Técnica, estuve haciendo maquetillas sin ton ni son, sin más contactos ni compartiendo con nadie la afición, simplemente montaba y pintaba, por aquella época llegaron los números de Modelismo & Historia a los quioscos y empecé a ver la afición con otra perspectiva y las posibilidades que proporcionaba. Pero no estaba aún preparado para dar el salto, no tenía aerógrafo ni prácticamente medios, yo recuerdo esos años como los de modelismo inocente y feliz, simplemente montar y pintar como podía, disfrutando sin más.

Luego vino el parón universitario, en esos años no hice prácticamente nada, ha sido la única época de mi vida que no he hecho maquetas.

Imborrable en mi memoria este kit, la primera primera Tamiya que tuve, me la trajo de Ceuta mi compañero de piso compartido en Granada, allí estaba sensiblemente más económica que en la península.

Una vez acabé la Universidad y empecé a trabajar, retomé el hobby con otras perspectivas, pude comprarme un aerógrafo, la herramienta “mágica”, era el Chaves AB300 con su compresor de membrana, cuanto le debemos al humilde Chaves AB300.

Luego me casé, me monte mi habitación, y ya me tomé el hobby en serio, vinieron los primeros artículos en Euromodelismo, los concursos, los premios, el reconocimiento… la explosión de Internet.

Pero eso ya es otra época, otra etapa, que seguramente acometa en otro post más adelante.

El modelismo se lleva o no se lleva dentro, si lo llevas sale de cualquier forma y por cualquier rendija, de hecho cualquier camino que elijas te lleva a él.

Si has conseguido leer todo este «ladrillo» enhorabuena y sobre todo gracias, muchas gracias.

P.D. Si os gusta el contenido de este blog y queréis estar al día de las novedades, no olvidéis de suscribiros en el enlace que esta en la parte inferior de esta página.
@gazquezbooks @Gazquez.Modeller #gazquezbooks #modelling_expands www.garciagazquez.com www.gazquezbooks.com

Tamiya U.S. Infantry 35048

El otro día en un comercio electrónico vi esta caja Tamiya:

Efectivamente, la clásica dedicada a la U.S. Infantry en Europa, cuantas cosas de pronto se agolparon en mi cabeza.

Recuerdo cuando era niño que pasaba por el escaparate de “Manos” la tienda especializada en manualidades de mi ciudad en la época.

Recuerdo también ver esta caja en el escaparate, estas figuras eran algo especial: lo mejor.

En aquella época no la podía comprar, vengo de orígenes muy humildes de familia numerosa, esos lujos sencillamente no tenían espacio ni lugar. Más de 40 años después, me he hecho con la caja. Lo primero al abrirla es constatar que el tiempo pasa para todos hasta para las maquetas de Tamiya.

No obstante sigue teniendo cosas cautivadoras como el Box-Art. Investigando un poco es obra de Masami Onishi, autor de los box-arts clásicos de las figuras de Tamiya, del Panzer II del Afrika Korps, del Wehrmacht Mounted Infantry Set, del Kubel y Schwimm de primera generación, etc. Auténticos artistas que tanta ilusión y vocaciones modelísticas han despertado en el mundillo del modelismo y la historia militar. A veces era mejor el continente que el contenido.

Incontables las horas de entretenimiento que habrán proporcionado estas figuras, ¿De cuantas escenas y viñetas habrán formado parte?

Pasando a las figuras, evidentemente se nota la antigüedad de las mismas y no aguantan una comparativa con los estándares actuales, el kit se componía de dos grapas con las piezas:

 

Producto típico de la época con rebabas y detalles que hoy se nos antojan bastos y fuera de escala, las instrucciones de montaje y pintura venían en la trasera de la caja:

Pero también es cierto que una vuelta por lo retro gusta, y ¿Porqué no?

Muchos artistas pintores de figuras están haciendo estos ejercicios retro, y muy posiblemente me atreva con el oficial, que siempre me ha llamado mucho la atención.

Con ese andar altivo, con el casco calado hasta los ojos, la cazadora «Tanker Jacket», las polainas…

Ya hice justo un año, este ejercicio con el famoso carrista de los KV.

Seguro repito.

La imaginación es la mayor fuente de inspiración, el día que dejemos de imaginar se acabará la pasión por el hobby.

Que siga.

Feliz 2022

Vamos que a esto le queda un tirón.
Mi intuición me dice que este es el último estertor de esta maldita pandemia que tanto nos ha quitado, turbado y trastornado.
A esto le queda nada.
Queda nada para volver salir tranquilos y sin mascarilla, a vernos y abrazarnos.
Queda nada para las cervezas los viernes a las tres con los compañeros.
Queda nada para las reuniones, la conversaciones y las tertulias.
Queda nada para poder reírnos, chocar las manos, besarnos y querernos como siempre hemos hecho.
Queda nada para quedar a gusto en el local, para las quedadas de los sábados.
Queda nada para irnos de fiesta.
Queda nada para que tantas cosas que echamos de menos vuelvan ya.
Queda nada…
Venga, vamos a aguantar el tirón, cuidarnos mucho que salimos ya.
Por un Feliz 2022.

Paletas de Color / Color Palettes

Me gusta el resultado de las paletas de color, una vez se agota el espacio en la misma y hay que cambiarla.

No ordeno los colores según ningún canon o regla establecida, simplemente van colocándose buscando su lugar, cogiendo espacios, rincones, las mezclas se extienden, fluyen, todo con un resultado caótico y casual.

Reconozco que me gusta verlas luego, secas, sin humedad, la huella del proceso de pintura.

Surgen sin prestarles atención, son bellas. La guardo, y próximamente nacerá otra, igual de libre y casual.

Belleza plástica surgida del azar.


I like the result of the color palettes, once the space in the palette is exhausted and you have to change it.

I don’t order the colors according to any established canon or rule, they are simply placed looking for their place, taking spaces, corners, the mixes extend, flow, all with a chaotic and casual result.

I admit that I like to see them later, dry, without humidity, the trace of the painting process.

They come up unnoticed, they’re beautiful. I keep it, and soon another one will be born, just as free and casual.

Plastic beauty born of chance.

 

Porque la Luz Cenital / Why the Zenithal Light

Cualquier modelista con un mínimo de recorrido, sabe que las figuras se pintan con Luz Cenital, los que llevamos más horas de vuelo, recordamos que allá por los ’80 y principios de los ’90, se pintaba con Luz General, esto último significa que no se tiene en cuenta la Luz que incide sobe la figura, solo la escultura, es decir se daban luces y sombras, pero por los “valles” y “montañas” de los pliegues y arrugas que definían la figura. En su día esto fue un avance importante, pasar de soldados tipo juguete a figuras.

Pero la revolución de las figuras realísticas llegó cuando se empezaron a pintar con luz cenital, esto significa que las arrugas y pliegues, se iluminan y sombrean, teniendo en cuanta como incide una figura una luz en su eje vertical, como si estuviera en la calle y se ilumina con el sol del mediodía, con el sol en su cenit, con esto se mejora sustancialmente en dos cosas.

La primera es la realidad, la figura la percibimos como vemos a una persona por la calle, nuestro subconsciente automáticamente relaciona la figura con la imagen que tenemos de las personas reales.

La segunda, es que los volúmenes quedan muchísimo mejor definidos, realzando la escultura, se crean más matices, transiciones, golpes de luz y de sombra, pasan “más cosas” en la figura, ganando en vistosidad.

Si se gana en realismo y vistosidad, no nos tiene que extrañar que la Iluminación Cenital, se haya impuesto en la pintura de figuras.

Como ejemplo, una sencilla cabeza de Hornet, iluminada con luces generales, y después iluminada con dos puntos de luz superior, por la que le creamos una Luz Cenital.

Como se puede apreciar, la diferencia es obvia.


Any modeller with a minimum of experience, knows the figures are painted with Zenithal Light guideline. We remember back in the 80s and early 90s that figures were painted with general light techniques. This means that the light wich fell on the figure didn´t mind, only the sculpture. That is lights and shades were applied, but for the «valleys» and «mountains» of the folds and wrinkles that were defining the figure. In its day this was an important advance, when toy soldiers became figures.

But the revolution of realistic figures came when they were painted by zenithal light. This means that the wrinkles and folds, they are illuminated and shade, as the light falls upon a figure on its vertical axis. All of this really improves two facets.

The first one is the reality. We perceive the figure as we see a person by the street. Our subconscious automatically relates the figure to the image that we have of real persons.

The second one, is that the volumes remain much better defined, heightening the sculpture, It creates more shades, transitions, blows of light and of shade, “more things » happen on the figure, gaining appearance.

If we can improve in realism and appearance, don’t be surprised that the Zenithal Lighting has been imposed in figure painting.

As example, a simple Hornet´s head, illuminated with general light, and later illuminated with two points of top light. With it we create a Zenithal Light.

As we can see, the difference is obvious.

 

 

Nuevos Paradigmas

Hacía tiempo que no filosofaba un rato acerca de mi devenir modelístico, normalmente esto sucede cuando hay cambios, o percibes que debes de priorizar o tomar caminos que inevitablemente te hace abandonar otros.

Como decía Luis Eduardo Aute, en su famosa canción “De Paso”:

“que el pensamiento no puede tomar asiento
que el pensamiento es estar siempre de paso,
de paso, de paso… de paso”

Esto aplicado a la modelismo, que en mayor o menor medida no deja de ser un proceso creativo, quiere decir que hay que estar en un curso continuo de mejora y exploración de nuevas formas de trabajar, estar abierto a observar el trabajo de los demás, e inspirarnos en lo que nos guste, observación mucha observación, y ese punto de innovación que de forma natural se tiene que dar. No hablo del “postureo” que en cierta medida hay, de estar todo día “innovando” sin ton ni son, sin saber porqué, sin un objetivo o fin cercano, y al final no avanzar nada de forma solida y coherente, quedando, como acabo de decir,  la innovación en “postureo” huero y vacío.

Hilo esto, con la forma de compartir el trabajo. Compartir nuestro trabajo es fundamental, es uno de los acicates que nos hacen avanzar en la práctica del Hobby, mostrar y ver. Hace unos años todo esto se realizaba en los foros de modelismo, que aun existiendo hoy, están en franca recesión, subsistiendo algunos en mayor o menor medida, por nostalgia o costumbre de participantes que llevan muchos años en los mismos.

Estos foros se han sustituido en gran medida por las redes sociales, fundamentalmente Facebook, que lo aglutina todo.

Y aquí voy, a mi “relación” con Facebook.

Obviamente es un medio muy fácil para enseñar las cosas, pero es tremendamente superficial y volátil, nada dura, todo pasa y se va.

Es muy difícil seguir un post que te haya gustado, o guardar registros de cosas que te gusten, no digamos de buscar algo que hace unos meses te gustó o llamo la atención.

Aparte de una exasperante superficialidad e inmediatez, que fácil es dar un “Me Gusta”, quedar bien, y que devuelvan los “Me Gusta” en tus post, cuantos más “Me Gusta” mejor es tu maqueta, y sobre todo muchos amigos, cuantos más mejor, que ni conocemos ni tenemos prácticamente noticias de ellos en la mayoría de los casos, la incómoda publicidad y la redirección interesada hacia donde vete a saber que le interesa al algoritmo de Facebook.

No, no voy a abandonar Facebook, no se trata de eso, pero si voy a medir mi presencia, y voy a darle importancia a este, mi Blog.

Esa inmediatez vacía me ha ido alejando, casi sin darme cuenta de mi Blog, de mis reflexiones, de mostrar mi trabajo con un mínimo de fundamento, y sobre todo poderlo dejar todo fácilmente accesible y localizable con los Tags y la estructuración del Blog.

Así que a partir de ahora, usaré Facebook, fundamentalmente para anunciar las actualizaciones de mi blog, y seguir solamente lo que realmente me interesa, también me pienso prodigar más por algún foro que últimamente no entro tanto como debiera… ya sabéis… la nostalgia.